Luar – de Alejandro Pacello

pacello_luar

Músicos:

Martín Cruz – batería

Andrés Pigatto – contrabajo

Nacho Correa – bajo eléctrico

Alejandro Pacello – guitarra clásica y guitarras eléctricas

Todos los temas son de autoría de Alejandro Pacello excepto Jazz Sonatina compuesto por Dusan Bogdanovic y arreglado para guitarra, contrabajo y batería (mov. I y III) por Alejandro Pacello.

Mi experiencia de escuchar a Alejandro Pacello fue por varios años básicamente en el Hot Club, donde generalmente se sube al escenario con toda la polenta del mundo y mete muchas notas con una energía envidiable, recordándome un poco a Allan Holdsworth (aunque hace poco mencionó que si bien Holdsworth le gusta, John McLaughlin es su mayor inspiración). También tuve la oportunidad de verlo en un trío con Álvaro Pacello y Martín Cruz, en un estilo bastante parecido al que yo le conocía del Hot Club. En solo una oportunidad lo escuché acompañando a Natalie Rigaud y me llamó la atención una sensibilidad especial que yo no le había notado antes, con un respeto y una dulzura maravillosos tanto por la cantante como por la música construida entre ambos.

Pues salió Luar y quise un ejemplar, porque había escuchado unos adelantos y me habían parecido muy interesantes. Y acá estoy fascinada con el disco que suena en mi casa estos últimos días. Estoy admirada del trabajo de Alejandro que sorprenderá a cualquiera que se disponga a escucharlo, porque van a encontrar a un Alejandro que apuesto que no han conocido todavía. Mi recomendación es que le encarguen un CD… ya sea a través de su Myspace o a fiticus@hotmail.com .

La tapa del CD dice: “Este trabajo intenta tender un puente entre dos universos musicales: por un lado las piezas para guitarra sola, la música escrita y la guitarra clásica, y por otro el jazz fusión, la improvisación, y la guitarra eléctrica“. Desde mi perspectiva, lo ha logrado preciosamente. Pasa de lo clásico a la improvisación y a lo más netamente fusión con tremenda comodidad… tanto que realmente es una unidad con sentido, por extraño que parezca. Uno no siente el “click” del cambio como algo antinatural o algo forzado, sino casi como algo necesario, y en mi caso algo extremadamente bienvenido, porque esos dos mundos musicales me hacen mucho bien.

Lista de Temas:

1 – El regreso de Fiticus
2 – Una mujer en la playa – para Natalie
3 – Atardecer
4 – Janaina – para la negra Villalba

Jazz Sonatina
5 – I. Allegro grazioso
6 – II. Adagio espressivo
7 – III. Allegro molto

8 – Hacia otro lugar
9 – Montevideo a medianoche
10 – Joaquín

Los primeros temas son a sola guitarra y es bueno notar que no hay grabación sobre grabación, es en una sola toma. Qué envidia que con 10 dedos se pueda generar algo tan pero tan hermoso, completo y bello. Sorprendentemente, apenas dos temas de los 10 tienen solos de guitarra, muy bonitos, dicho sea de paso.

El regreso de Fiticus, el primer tema, tiene cierta tensión. Ustedes deberían escucharlo con el grillo insistente que tengo de fondo en este momento (en realidad hace una semana o más que tengo un grillo desquiciado gritando a voz en cuello – o más bien a pata suelta – durante toda la noche en mi ventana!)… es muy cómico porque la guitarra tensa de Alejandro y hasta el ritmo constante y un poco insistente parece que se pone de acuerdo con el grillo y zás, resultado realmente inquietante. Pero lo interesante es que la primera vez que escuché este tema no le encontré esta tensión que le encuentro hoy. Quién sabe cuál será la explicación.

https://soundcloud.com/alejandro-pacello/el-regreso-de-fiticus

Una mujer en la playa es todo dulzura, delicadeza, y amor. Un tema hermoso, calmo y disfrutable. Nutrición para el alma.

Atardecer hasta ahora es mi tema favorito del disco. Es ese tema que pongo de nuevo y de nuevo. Tiene cierta melancolía, mucha dulzura, y al menos yo siento el amor por cada nota, el amor de Ale por la música en cada tocar de cuerda… es muy pero muy bonito. Si se quiere con un espíritu “My Song” (de Jarret), o Lyle Mays… pura melodía pero muy rítmica, con un ánimo algo circular… mántrico para mí.

https://soundcloud.com/alejandro-pacello/atardecer-sample

Janaina también es muy dulce pero yo lo encuentro un poco más triste y me “pega para adentro”. Me hace meterme en mi interior y termino encontrando más mis tristezas que mis alegrías, pero quizás esto sea por mi inclinación natural a la nostalgia y otra persona no lo viva de la misma manera. Quien lo escuche, después me cuenta qué efecto le causó.

En el tema Jazz Sonatina hacen su aparición el resto de los músicos. La delicadeza de Martín Cruz (batería) en el movimiento I es realmente hermosa! El sonido de los platillos es especial… y la sinergia con la música es realmente bonita (Disculpen que mi atención siempre termina yendo hacia la batería).

https://soundcloud.com/alejandro-pacello/jazz-sonatina-i-allegro

En el movimiento II vuelve a estar sola la guitarra y en el III resurgen los otros instrumentos. O sea: la presencia de la guitarra es prioritaria en este disco… y siendo yo una fan de la batería, debo decir que el disco es perfecto así como es. En el movimiento III el bajo se luce y se luce y se amalgaman divino con la guitarra y también con la bata. Una linda obra de arte.

Como explica en el disco, esta Jazz Sonatina es una composición de Dusan Bogdanovic. Como yo no tenía el placer, estuve averiguando algo sobre él: nació en Yugoslavia en 1955 y hoy hace una síntesis de música clásica, jazz y étnica. Lo que vi de su discografía es bien interesante.

Hacia otro lugar tiene mucho del Alejandro Pacello que yo conozco bien musicalmente, pero con una madurez especial, que mide las fuerzas, la energía y elige cada nota con sabiduría, y sin duda no por azar. Un despelote de tema. Me saco el sombrero y hago una reverencia.

https://soundcloud.com/alejandro-pacello/hacia-otro-lugar-sample

Montevideo a medianoche. Qué buen título 🙂 Y el tema tiene exactamente lo que tiene Montevideo a medianoche: una pizca de misterio, un poco de soledad, un poco de nostalgia, un poco de compañía, un poco de neblina, un poco de introspección, un poco de curiosidad, un poco bastante de esperanza. Y el solo de guitarra está buenazo!!!!!!! Un solo que en esta ciudad se puede escuchar en esos boliches mágicos donde los músicos se juntan en jams a gozar y hacer gozar al público, que manso pero constante, jamás falta. ¡Y la batería! Muy buena, la bata de Martín. Chapeau.

https://soundcloud.com/alejandro-pacello/montevideo-a-media-noche

Con Joaquín vuelve todo a la calma… algo así como una despedida cariñosa, tranquila, que al menos a mí me invita a volver muy pronto. Irónicamente es el tema que se grabó primero, pero es perfecto para la despedida. Yo no puedo opinar de armonías porque sería el colmo del atrevimiento, pero quien entienda que lo haga… porque me parece que esto tiene un arte adicional armónico, que por supuesto no sé explicar (pero lo escucho).

https://soundcloud.com/alejandro-pacello/joaquin-sample

En resumen, me parece que este disco ofrece una solidez musical muy pero muy importante tanto en lo compositivo como en la ejecución por parte de todos los instrumentos, y una calma y una fluidez de parte de Ale que ¡mata! Realmente alucinante. Como me ha pasado con otros discos de artistas uruguayos, la verdad que deseo fervientemente que este CD llegue a manos de algún buen productor que le dé la oportunidad de grabar muchos más discos y de distribuirlos de manera masiva, porque es una picardía que estas joyitas uruguayas lleguen solo a manos de un puñado de conocidos, cosa que pasa con varios artistas enormes que tenemos en este país. Hago un brindis por muchos CDs más de Alejandro Pacello.

Ale Pace

Este CD fue grabado en Berequetum Estudio a fines del 2011 y principios del 2012, excepto el tema Joaquín, grabado en el estudio La Araña por José Gómez en febrero de 2008. Grabación y edición: Luis Ravizza. Mezcla y masterización: Martín Berloto. Diseño gráfico e ilustración: Tunda Prada. Fotografía: Natalia Espasandín.

(Proyecto llevado a cabo con el apoyo del Fondo Nacional de Música, FONAM).

Posdata: Se impone comprar este CD y no copiarlo ni bajarlo. Por dos razones: 1) Que el sonido es muy bueno así como es y sería una picardía que lo escucharan en formato mp3. 2) Que los músicos que reciben apoyo del FONAM reciben una parte del costo de la grabación y la otra parte sale de sus bolsillos. Dependen de nosotros, los melómanos, para que sus discos no sean una pérdida económica. Y además: ni siquiera es caro, así que ya saben, a no hacer bobadas.