Borboletta (de Santana, año 1974)

Desde hace un tiempo, me especializo en hacer amistades importantes con gente que no conozco en 3 dimensiones (al menos en una primera instancia). No pregunten cómo sucede, porque ni yo lo termino de entender. Simplemente, pasa. Imagino que con las nuevas dinámicas comunicativas le pasará a muchos, pero no por eso deja de impresionarme.

Ya hace un buen rato que conozco a Aldoux. No hemos tenido (aún) la suerte de encontrarnos en 3D, aunque sí en una cuarta, misteriosa, que funciona de maravillas y no depende de ningún servidor ni ninguna tecnología (chiste, y como todo chiste, tiene algo de verdad).

Aldoux, Napi y Pepe son mis actuales enciclopedias o bases de datos musicales. Lo que sea que ellos me recomienden, yo lo escucho, porque hay enormes chances de que me guste. Y así fue que hoy me dispuse a escuchar Borboletta, de Santana, que es del año 1974. Y lo que escucho suena impresionantemente bien, máxime teniendo en cuenta que es un rippeo de un vinilo que tiene sus añitos. Gracias tecnología y gracias Aldoux-genio! Esto suena asombrosamente maravilloso.

Debo aclarar que no he escuchado lo suficiente a Santana como para hablar con ninguna propiedad de su discografía, ni de su música, ni de nada, pero tuve ganas de sacudirle a Atresillado ese estado exageradamente melancólico que le quedó con mi última entrada y este disco viene como anillo al dedo para esos fines. Desde los títulos de los temas uno ya empieza a sonreír y a sentirse algo alegre y esperanzado:

1. Spring Manifestations

2. Canto de las flores

3. Life is Anew

4. Give and Take

5. One with the Sun

6. Aspirations

7. Practice what you Preach

8. Mirage

9. Here and Now

10. Flor de Canela

11. Promise of a Fisherman

12. Borboletta

Estos títulos resultan un balance interesante entre la admiración por lo bello de la naturaleza y la responsabilidad como individuo de hacer lo que debemos hacer para que la vida fluya y todo salga bien.

Aprovechen que nunca se sabe cuánto duran estos links: aquí tienen el CD entero para escucharlo (aunque la calidad ni se parece a la belleza que estoy escuchando yo).

http://youtu.be/i5JXK8JqMQw

“Spring Manifestations” dura un minuto y 7 segundos y está hecho de muchos sonidos que podrían considerarse de una mañana primaveral. Ya nos pone en un ánimo pseudo místico, pseudo alegre, pseudo esperanzado y sin lugar a dudas, curioso.

“Canto de las Flores” tiene todo para ser un tema brasileño, pero es de Santana. Tiene mucha percusión y comienza con unas notas que yo siento como árabes, pero que luego se me transforman en brasileñas. Me resulta un tema extraño, quizás me pone algo nerviosa… pero me gusta. Es como una larga introducción. Una se queda esperando que venga el desarrollo y la conclusión, pero no serán en este tema exactamente. Tiene una calma mística y a su vez una tensión que indefectiblemente te hace esperar, anticipar y quizás hasta temer qué vendrá.

Y a esta altura una no aguanta ir a averiguar quiénes son los músicos. Y abundan:

  • Carlos Santana – guitar, percussion
  • Tom Coster – piano, keyboards
  • Michael Shrieve – drums
  • Leon Patillo – vocals, piano
  • Flora Purim – vocals
  • Jules Broussard – soprano & tenor saxophones
  • Doug Rauch – bass
  • Armando Peraza – percussion, congas
  • Stanley Clarke – bass
  • David Brown – bass
  • Leon “Ndugu” Chancler – drums
  • José Areas – timbales, congas
  • Airto Moreira – percussion

El tercer tema, “Life is Anew”, debo decir que es inesperado. Yo no me esperaba una voz aquí ni tampoco un tema exactamente así después de la intro que tuvimos. Pero sí me gusta que me sorprenda. Y sigue haciéndolo, porque en el minuto 2:21 el tema se transforma completamente, volviéndose de un tema que en su primera parte podría ser “disco” a una pieza de jazz rock donde resaltan la percusión y el teclado. El título es sugerente y si lo juntamos con este tema dividido en 2 partes tan notorias… pues parece que hay una vida nueva y más divertida.

Luego nos recibe “Give and Take”, que ya está inmerso en esa nueva vida, de jazz rock, con una voz que, perdónenme todos (Santana, los uruguayos y todos), pero me hizo pensar en Rubén Rada… no solo la voz, ¡sino también lo que canta la voz! Hubiera vuelto a ver los músicos para chequear si Rada no estaba entre ellos… pero no. Ahora, aquí es donde empiezan los hilos a juntarse en mi cabeza y me empiezo a divertir: Este CD es del 74 y en el año 73 se grabó el CD Fingers, de OPA, con Airto Moreira. El nombre de Fingers estuvo inspirado en el Dedos de Rada, como ya sabemos. Rada no se incorpora a OPA hasta el 77, pero bueno, qué mezcla… la cosa es que los sonidos obviamente andan por zonas comunes y nadie me quita de la cabeza que esa voz podría ser de Rada, aunque no lo es. Epa… creo que me desvié un poco! Sigue la percu a tope y el ánimo general es alegre aunque no eufórico. Pero se intuye que eso podría, quizás, llegar a cambiar.

“One with the Sun” es amigable. Uno lo escucha fácilmente y a pesar de la enorme cantidad  de sonidos, todo tiene su lugar y va fluyendo: percusión, teclados, guitarras, bajo, voz… es realmente un desbunde de sonidos, pero insólitamente bien compaginados. Podría ser una improvisación total, pero si lo fuera se pisarían más unos a otros. Supongo yo que hay una composición guía y luego una improvisación encima, que salió perfecta! Ojalá Santana no entienda una palabra de español y que jamás lea esto, porque sospecho que haría que me eliminaran el blog… confiemos en que no lo verá.

“Aspirations” es el tema que sigue. Al llegar este tema necesité auto-recordarme que es de los tempranos 70 y hacer un ajuste personal a esa realidad. ¡La percusión sigue sin parar! Muy buena, eh? Pero mucha. Lo interesante es que la percu va a una velocidad apresurada y la melodía va a otro ritmo mucho más lento. Pero de la manera en que está tocada la percu, termina resultando como un colchón sobre lo cual sucede lo demás. Es otro tema un poquito raro, pero buenísimo.

“Practice what you Preach”. Me encanta el título. Y el tema no me decepciona, porque es un tema conectado, un tema presente, un tema con consistencia y energía. Algunas  notas especialmente sostenidas, son hermosas. Por el minuto 2 también este tema cambia un poco abruptamente. Lo anterior funcionó como introducción y ahora pierde profundidad, entra la voz, se vuelve más “light” y también más alegre. Y la participación de la guitarra me gusta especialmente.

“Mirage” quiere decir espejismo, pero sorprendentemente este tema es uno de los más sólidos, con más tierra, con más agarre, según mi parecer. Tiene firmeza, fuerza y “va para adelante”.

“Here and Now” (si no me equivoco, muchos años antes de que Eckhart Tolle hablara del concepto) es un tema netamente de jazz rock, muy pero muy lindo, que dura el tiempo exacto, para dejarnos con ganas de volver a escucharlo.

“Flor de canela” vuelve a esa dinámica que para mí es medio extraña (pero por ignorante, obviamente, por no conocer mucha música de este estilo ni de este tiempo): esa percusión apresurada y permanente, con esas melodías estiradas, profundas y que pareciera que quieren detenernos, mientras la percusión nos lleva en andas y apenas nos da tiempo para mirar un segundo para atrás y confirmar si vamos por buen camino.

“Promise of a Fisherman” sigue con el mismo concepto y es casi una continuación del tema anterior. Pero yo me imaginé un Fisherman nervioso, prometiendo cosas que quizás no esté muy seguro de poder cumplir, jaja.

Y por último llega el tema “Borboletta”. Con una “t” es mariposa en portugués. También con una “t”, le decíamos en mi pueblo a esas polillas nocturnas, medio grandecitas, que aparecen más que nada en verano. Supongo yo que habla de una mariposa a pesar de la t duplicada. Y los sonidos indican mucho movimiento, mucho aleteo, mucho picoteo de flor en flor.

Es un disco para escuchar cuando uno está de ánimo elevado, y más para un sábado de tarde que para un lunes de mañana, porque el ritmo cardíaco que hay que traer encima es sostenido y ya pre-calentado.

¿Alguno de ustedes conoce este CD? ¿Les gusta? ¿Mucho, poco, nada?

Mi balance es que el disco me gusta, tirando a bastante, pero que necesito escucharlo varias veces más para poder entrar en su sintonía, porque no es una sintonía que yo tenga naturalmente. Y lo haré.

Gracias, Aldoux, por habérmelo presentado. Tengo que escuchar más a Santana… tengo que.