CERRÁ Y VAMOS

Hola!

Cómo te lo digo…

¡Este disco no se puede creer!

De corazón: si no escuchaste este disco, todavía no has escuchado música.

Y si sos baterista, te hago algunas sugerencias que creo que necesitarás al escucharlo: por un lado, no llores, no te traumes, no desesperes… Después de que este ser de luz ha hecho esto con el instrumento, y lo he escuchado, quedé completamente descolocada… ¡ESO ES TOCAR LA BATERÍA! Sentate cómodamente en algún sillón, apagá o bajá las luces y preparate para un viaje muy especial.

Mi Dios (soy atea, pero igual)… todos los Dioses de la Humanidad… esto es grandioso, magistral, bello, inigualable, exquisito, sin duda envidiable, y me quedo corta con los adjetivos.

Casi casi que me parece un sacrilegio hablar de este disco. Pero bue, si no digo nada tampoco te motivo a que lo escuches, ¿no?… ESCUCHALO YA!!!!!

¿Te convencí o no? Mmmm ¿estás difícil hoy?

Ok, te cuento algunas cosas, pero experimentalo en tu propia piel, en tu propia existencia, porque de verdad la vida es un antes y un después de haber escuchado este disco. Y algo bastante inusual: ¡te morís con el disco la mismísima primera vez que lo escuchás!

¡Ah! ¿Qué disco?… ¡Cierto!

Estoy hablando de esta obra de arte:

Esta maravilla fue grabada entre 1956 y 1961. ¡Yo me quiero mudar de tiempo! ¡Quiero vivir en esa fecha, por favor! Si la rencarnación existe, supongo que también se podrá rencarnar en otros tiempos… 1956 parece el momento perfecto. ¿Quién se viene conmigo?

OK, no voy a hablar de cada tema, porque este post sería larguísimo y resulta que yo tengo alguna otra cosa que hacer en mi vida, pero muy resumidamente te digo:

Los vientos son un deleite en todo este disco. Yo tengo mis problemas para distinguir qué es trompeta, qué es trombón y qué es saxo cuando tocan todos juntos, y tampoco logro distinguir los saxos entre sí, pero más allá de mi ignorancia en cuanto a los nombres, sí sé apreciar lo que está bien tocado, lo que está sentido, lo que es arte… y los vientos son aquí una obra maestra.

En cuanto a la batería: los solos son preciosos, preciosos, preciosos, preciosos. Los cortes son magistrales. Las escobillas de este hombre tocan los cuerpos de la batería pero a la vez, misteriosamente a través del tiempo – que es subjetivo – te acarician el pelo, te abrazan, te besan en la boca y tú sentís cómo el corazón te late cada vez más rápido.

Broadway: el espacio entre los minutos 8:45 y 10:35 es orgásmico!!!

Toot, Toot, Tootsie, Goodbye. A la izquierda se oye a Buddy Rich y a la derecha a Max Roach. Muy, muy fuerte lo que hacen estos dos maestros en este tema.

Bloody Mary es una hermosura total. Mike Mainieri le mete un vibráfono espectacular y los vientos son una delicia (trompeta, trombón y saxo tenor). Buddy le da el marco perfecto al tema (el sonido de cada parte de la bata – el ride, amigo Nasty!, el ride!! y el charleston, y el redoblante, y los toms, y los cortes, y el pulso mágico, y la intención… y el sonido espectacular de la bata y de esta grabación!). Cómo suena esto, por favor.

From the Sticks. Este tema fue compuesto por Buddy Rich y, obviamente, la batería da rienda suelta a toda su imaginación y diversión. (En el espacio de tiempo que va del minuto 2:18 a 3:57 yo me enamoré mal… ¡es increíble la claridad y nitidez con la que toca a la velocidad a la que toca!! Impresionante, impresionante, impresionante… impresionante! Guau.

Late Date. En este tema la trompeta, la flauta y el vibráfono son una belleza.

Jump for Me. Jaja, “salta para mí”, buen título. Seguro que todos los presentes bailaron de a saltitos mientras escuchaban este tema. Qué lindo es imaginarse uno de aquellos salones enormes donde tocaban las bandas de jazz y toda la gente bailaba al ritmo del jazz! Los solos de los vientos en este tema están demás!

A Night in Tunisia. Hermosísima versión de este tema. No los distinguiré a los vientos, pero cómo se nota que son toda una troupe! (trompeta, trombón y saxo tenor de nuevo). Otra vez el vibráfono pone su toque tan especial… y el dueño del disco hace su trabajo espectacularmente. Pasaporte al paraíso: minutos 3:22 – 6:12 !!!

Uy, creo que hablé casi de cada tema… me dejé llevar 😉

Los otros 2 temas también me gustaron pero no tengo nada que decir de ellos… jeje.

Después de que lo escuches contame, por favor, si también te gustó especialmente… o si te parece simplemente un disquito más de jazz 😉

¡Cerrá y vamos!


El grandioso Sonny Rollins

Este post va dedicado especialmente a Pepejazzy.

A esta altura me cuesta mucho decir que un músico es mi favorito (porque depende de en qué momento lo escucho y también del nuevo músico que descubriré 2 segundos más tarde) pero Sonny Rollins tiene hasta el momento el título de “mi saxofonista (tenor) favorito”. ¡Y lo más fantástico es que está vivo! O sea: hay seres humanos con mucha suerte que lo escuchan en vivo hasta el día de hoy. Ayyyyyyyyy, yo quiero!

Voy a hacer una aclaración antes de seguir, que es válida para todos los discos, pero especialmente válida para los discos de gigantes como Sonny Rollins, Miles Davis, J. Coltrane, etc. Si gracias a mi blog descubren algún disco que les gusta mucho, háganse un favor y cómprenlo. Vivir de la música es un desafío impresionante. Grabar un disco es un esfuerzo enorme (inversión de tiempo, inversión emocional e inversión de dinero) que difícilmente quede compensado por las ganancias que el disco genera. Lo menos que podemos hacer es comprar los discos que realmente nos gustan mucho y que escucharemos más de una vez. Si queremos que siga habiendo músicos que se dediquen a la música, hay que colaborar.

Hoy les voy a presentar dos discos.

El primero es un potpourri.

¿Potpourri? Ajá. Me imagino tu ceño fruncido y tu intención de abandonar rápidamente este blog trucho. Bueno… trucho es, en eso te doy la razón.

La verdad que no tengo la más mínima idea de cómo llegué yo a tener este disco en mi casa, pero es muy posible que sea de una época en la que yo encargaba discos por catálogo, y los compraba medio a ciegas. Y a Sonny Rollins ya lo amaba locamente, así que seguramente “me la jugué” sin tener idea de que era un rejunte de grabaciones. Menos mal, porque es de esos discos que no me canso de escuchar y que me alegran la existencia.

La verdad que son 34 minutos de grabación que bien podrían haber sido grabados el mismo día. Pero se grabaron así:

Temas:

1. The Way You Look Tonight (5:09)

2. I want to be happy (7:41)

El 25 de octubre de 1954.

Músicos:

Sonny Rollins: saxo tenor; Thelonious Monk: piano; Tommy Potter:-bajo; Arthur Taylor: batería

Temas:

3. Work (5:15)

4. Nutty (5:13)

Se grabaron el 22 de setiembre de 1954.

Músicos:

Thelonious Monk: piano; Percy Heath: bajo; Art Blakey: batería.

Tema:

5. Friday the 13th (10:31)

Se grabó el 13 de noviembre de 1953.

Músicos:

T. Monk: piano; S. Rollins: saxo tenor; Julius Watkins: corno francés; Percy Heath: bajo; Willie Jones: batería

Como siempre, espero que lo disfruten.

El segundo disco es Saxophone Colossus, también de Sonny Ídolo Rollins.

Por unos años este fue mi disco de cabecera, el que escuchaba siempre antes de escuchar cualquier otra cosa. Para mejor el CD que tengo es de los buenos, de esos “24 karat gold disc” y se suena todo!! La verdad gente que este disco es magistral. Yo lo pongo (y creo que no soy la única) junto con Kind of Blue como los dos discos de jazz que absolutamente nadie debería perderse. Deberían incluirlos en la educación escolar.

Disculpen que hoy no tengo scanner. Les paso los datos principales:

Músicos:

Sonny Rollins: saxo tenor

Tommy Flanagan: piano

Doug Watkins: bajo

Max Roach: batería

Grabado el 22 de Junio de 1956

Temas:

1. St. Thomas

2. You Don’t Know What Love Is

3. Strode Rode

4. Die Moritat Von Mackie Messer (The Ballad of Mack The Knife).

5. Blue 7.

Y la verdad que en este caso, no tengo la más mínima duda de que van a disfrutarlo!

Posdata del 24-10-2011: Cuando escribí este post, subí los discos. Pero luego resolví quitar todos los links como forma de apoyo a los músicos. La consecuencia es que este post quedó sin mayor interés… Habrá que re-escribirlo!