Acuario – de Dany López

¿Vieron esos días que resultan ser increíblemente especiales? Hablo de esos que marcan un antes y un después en la vida. Bueno, hoy es uno de esos para mí. Sucedió algo que resultó en una sacudida emocional y espiritual verdaderamente trascendente.

Y cuando estaba volviendo a aterrizar en el planeta Tierra, sentí que una ayudita musical podía venir bien… pero no podía ser cualquier música. Un “impulso”, por decirle así, me hizo hurgar entre los discos que tengo en formato físico. De alguna manera necesitaba que todo a mi alrededor hiciera tierra. Que el disco fuera tridimensional y girara, contribuía.

Y tuve la buena idea de elegir “Acuario”, de Dany López.

acuario-dany-lopez

Lo había escuchado varias veces antes, pero hoy estoy en el lugar emocional perfecto para él. Hoy este disco y yo nos encontramos en un espacio común, complementario y muy cálido, al que espero que algún día ingresen ustedes también, porque el nivel de bienestar es inmenso.

Las canciones de esta hermosura te generan una sensación envolvente de protección (¿universal?… puede ser) y de un piso firme, en el que sí o sí te querés parar, quedar. Tienen un grado gigante de dulzura y de intimidad… y de humanidad ecosistémica, sideral.

Acuario contiene catorce temas compuestos por Dany. Tres de ellos los compuso con Manuel Mendizábal. La lista de los músicos que grabaron estos catorce mimos le para la respiración a cualquiera que conozca un poco de qué estamos hablando. Tomen aire. Aquí va, en orden de aparición:

Gastón Contenti

Nicolás Arnicho

Gerardo Alonso

Federico Navarro

Palito Elissalde

Georgina Hassan

Gustavo Etchenique

César Lamschtein

Pomo Vera

Carmen Pi

Maximiliano Bozza

Gerónimo de León

Manuel Mendizábal

Daniel Drexler

Inés Saavedra

Tato Bolognini

Martín Ibarburu

Guzmán Escardó

María José Bentancur

Jorge Schellemberg

y el propio Dany López.

Es sorprendente que a pesar de alternar entre los músicos, el disco sigue siendo una unidad indudable, una sola pieza, que bien podría haber sido tocada por los mismos músicos de principio a fin. Es raro eso, ¿eh? Pero así es. Me tiento de empezar a “vericuetear” acerca de cómo pasó todo esto pero me voy a abstener, porque justamente no es mi cabeza la que está disfrutando a pata suelta este disco hermoso. Esta vez mi alma prohibe cualquier explicación.

Y como no puedo explicarles, opto por mostrarles. Creo que es lo mejor para hacerles llegar la magia que estoy viviendo en este preciso momento. En loop.

https://danylopez.bandcamp.com/album/acuario

Abrazos musicales,

Patricia

El puro oficio del sol – de Joaquín Lapetina

Ya hace como un mes o más que Joaquín, que es un tipo increíblemente simpático, me regaló, casi sin conocerme, su disco que estaba recién salido del horno. Hoy era el día indicado para escucharlo: un domingo de diciembre, soleado, con un aire fresco, primaveral.

Para que tengan una idea general, es un disco de rock (con momentos pop-rock) que, para mi suerte, es un disco claro y optimista que también es un disco convencido, con momentos de fuerza, de garra, pero siempre en un canal de comunicación despejado de cualquier agresividad. Tiene mucho que ver con el clima que hubo hoy, 11 de diciembre de 2016. Tiene la claridad del cielo, la frescura de la brisa y la calidez de los rayos del sol que hubo más temprano. Y tiene también algo de la fruta cítrica, color verde manzana, que aparece en el diseño del CD, que dicho sea de paso está muy, muy bien logrado. Aquí pongo una foto donde solo se ve el frente, pero la imagen completa de frente y parte posterior, y también el diseño interior, está genial (obra de Matìas Bervejillo y Santiago Guidotti).

elpurooficio

 

Cada tema tiene algo inesperado, algo que te hace parar la oreja y decir “¿a ver eso?” En algunos temas es la composición (por ej. “Desnudo pero arropado”), en otros es algún instrumento en particular que tiene una impronta especial, y en otros la voz te genera cosas diferentes. La voz me impactó como novedosa en la música uruguaya.

Intentando deconstruir un poco el por qué de la diferencia, siempre desde este lugar de absoluta ignorancia musical, pero de curiosidad también, se me ocurre que puede ser porque tiene menos nostalgia de la que generalmente tiene la música pop-rock uruguaya. Y claro, está bueno que zafemos un poco de ese lamento largo y profundo con el que, sin duda, todos sintonizamos con facilidad, pero que bien nos haría quitarnos de encima con un poco más de asiduidad.

En cuanto a las letras de las canciones, se percibe dedicación y apuesto que fueron creadas con una buena cuota de amor y de paciencia.

Escuché todo el disco sin tener ni idea de qué musicos tocaban. Me fascinó la solvencia de todos los músicos y la sensación en el cuerpo de todos los sonidos. Cuando fui a leer quiénes estaban detrás de esta creación tan interesante me encontré nada más ni nada menos que a: Martín-Dios-Ibarburu, Fede Righi y Gastón Ackermann, tres musicazos. Además de estos tres monstruitos, las guitarras eléctricas que se escuchan a lo largo de todo el CD son algo especial. Están tocadas por Francisco Lapetina en algunos temas y por Fernando Flores en otros, de quienes vengo a conocer su música a través de este CD. El aporte de Juan Rodríguez con su violoncello y de Daniel Falero con la guitarra eléctrica en un par de temas está buenazo. Joaquín Lapetina canta y también toca la guitarra electroacústica en dos temas. Ana Laura Pena, Lucía Ferreira y Ney Peraza cantan coros en diferentes canciones. El conjunto de la creación: divino.

Si andan buscando regalos de Navidad, mi sugerencia es que regalen discos de músicos nacionales. Este sería un divinísimo autorregalo o presente para alguien querido.

Les dejo dos canciones que encontré en Youtube, pero como siempre, el disco suena mucho mejor.

 

Peces: https://youtu.be/BTP9y70I7N4

Tan blancas: