Nada a cambio – CD de Jorge Rodríguez Stark

Ustedes ya saben que mi debilidad son los buenos discos de compositores bateristas. Creo ser objetiva cuando digo que los discos de calidad compuestos por ellos son especiales, tienen características (quizás sutiles) diferentes, que hacen de la experiencia de la escucha algo especial.

Ayer me regalé este disco y en el momento en que empezaba a escuchar el primer tema, empezó una cascada bestial de rayos, así que tuve que esperar hasta hoy para poder escucharlo. Mi computadora es anciana y dependo de ella, así que no puedo arriesgarme a que se queme. Hoy, domingo, amaneció super soleado y me di el gustazo de tirarme al sol a escuchar mi disco nuevo.

A pesar de que sí tenía curiosidad, no tenía idea de la perlita que me estaba esperando. Amigos atresillados, ustedes que tienen gustos parecidos a los míos, ¿qué expectativa sentirían si les dijera que los instrumentos son: batería, saxo tenor, piano y contrabajo? Ja, eso. Ya pintaba muy bien antes de darle play.

Hoy tuve la buena idea de no poner todos los temas de corrido, sino escuchar algunas veces el primero. Es algo que hago muy seguido pero esta vez fui especialmente consciente de la función que tiene eso para realmente sintonizar con la propuesta musical. En la primera escucha, se resaltan algunas cosas, en la segunda otras y recién por la cuarta o quinta es que uno «nada» en esas olas vibratorias… sospecho que la energía personal se ajuste a la propuesta energética musical.

El primer tema se llama «Viaje de ida«. Mi primera impresión a los primeros compases fue: «Bien, es un verdadero disco de jazz». Qué manía de catalogar, ¿eh? Y como la vida está plagada de enseñanzas para que vayamos dejando de lado la dualidad, al avanzar la escucha noté que este primer tema tiene un espíritu cien por ciento jazzero y a la misma vez te conecta con Brasil, con la bossa nova y quizás con el samba también. Sabemos que la gran belleza del jazz es la libertad que permite dentro su propio lenguaje y también su adaptabilidad a otros estilos, sin perder su impronta maravillosa.

Tomado como unidad completa, este primer track me generó un estado de ánimo positivo y animado pero nada superficial, una conexión alegre y madura con la existencia. Al detenerse en cada instrumento, cuando lo escuchen encontrarán capas y capas de asuntos bellos. Para no aburrirlos con la lectura, solo mencionaré que la melodía principal del tema es hermosa y el sonido y la intención del saxo tenor todo a lo largo es un mimo al corazón. Son un deleite esos apoyos con el hi-hat abierto de la melodía tocada por el saxo; fue genial la elección de sonidos de la batería, con un acompañamiento más que nada grave, con los cuerpos, como para permitir resaltar al saxo y con algunos detalles agudos con el aro del tambor y el charleston; y me resultó una delicadeza total el fill con los cuerpos graves antes de la entrada de la melodía. El solo de piano es una clase de buen gusto, confianza y libertad. Y el contrabajo me hizo sentir como Stevie Wonder, moviendo la cabeza con los ojos cerrados de un lado para otro sin parar, con un groove sólido y delicioso. Me llamó la atención que en la mezcla el piano tiene un volumen quizás más bajo que los otros instrumentos y eso en verdad le da al tema más profundidad y también te obliga a escucharlo con más atención, lo cual termina resultando en una experiencia realzada.

La segunda pista se llama «No sos vos, soy yo» y al igual que la primera es optimista y cuidada. A mí me llevó por las mismas zonas emocionales que me lleva un disco de Sonny Rollins que amo, que se llama «Saxophone Colossus». En este tema yo sentí esa influencia: de Max Roach, de Sonny Rollins y demás. Este track me dio muchas ganas de bailar… hace pocos días fui al Hot Club y tuve la suerte gigantesca de invitar a alguien a bailar uno de los temas y que aceptara. Este tema me recordó ese momento pues también es un tema para ser bailado. No les cuento más, así les dejo espacio para la sorpresa cuando lo escuchen.

El tercer track se llama como el disco: «Nada a cambio«. Me intrigaba el título del disco hasta que leí en el material que acompaña a los temas y encontré la explicación: «crear incondicionalmente, sin esperar contrapartidas». Este tema es más introspectivo. Ya saben que yo tengo tendencia nostálgica, así que estos temas que invitan a la mirada interior siempre terminan siendo mis favoritos. Son esos que terminan y los pongo otra vez. ¡Este tiene una melodía de-li-cio-sa y unos solos súper bellos!! Aquí el saxo descolla, por su sonido y expresividad, por las divinas elecciones de notas en la improvisación y por la enorme sensibilidad. De la batería me impresionó la creatividad de las figuras de la mano derecha en el ride y la inteligencia y todas las buenas elecciones para acompañar al tema completo y a los solos de piano y bajo en particular. El solo de bajo es llamativamente expresivo, con una intención súper positiva sostenida y bella, y con un ritmo espectacular. No sé por qué este track me llevó a París. Nunca estuve en París pero es de esas ciudades que se conocen sin haber estado… y hay algo en esta composición que me lleva a caminar por un puente encima del Sena y sentarme en un cafecito en el Quartier Latin.

El cuarto tema se llama «Primera impresión» y para quienes amamos el candombe, el jazz y los solos, es una gozadera. Comienza con una intro hermosa de piano, sigue el tema en sí y luego el viaje continúa con un fantástico solo de piano. Me pareció buenísima la forma de aniticipar ese solo con las notas introductorias. Continúa con un solo de saxo (es interesante que el saxo tiende más al jazz mientras la base tiende más al candombe y queda genial). Durante este solo de Bingert hay una comunicación súper rica entre los otros instrumentos y el saxo, que finaliza dando pie al solo de batería que da fin al tema. Hasta ahora este es el momento en que el compositor batero se toma su momento para «repartir», pero lo hace con un cuidado total por la musicalidad que el tema imponía y con un recato de extensión tal que me quedé con ganas de más. Y dándole aún más unidad a la creación, el piano, que había comenzado el tema, le ofrece apoyos varios al solo de la batería. Es peculiar un tema que termine con un solo de batería, ¿eh?

El quinto tema se titula «Como cualquier hijo de vecino«. Me fascinó el festín comunicativo, tan virtuoso como musical, entre el piano, el bajo y la batería durante el solo de piano. Si bien el solo es del piano, bien se podría decir que es un solo creado por los tres instrumentos, y lo mismo sucede cuando entra el saxo y hace su propio solo. Como si Jorge supiera que nos habíamos quedado con ganas de más bata en el track anterior, aquí nos regala otro solo de batería, apoyado por el piano, bajo y saxo. Otra vez el tema termina con el solo de bata y ahora sí confirmo: esta es la fórmula para que una se quede con ganas de más. Te lo aseguro: cuando termines de escucharlo, sí o sí vas a poner de nuevo o el tema completo o el solo de batería.

Pienso que pueden querer saber que el disco fue grabado en una sola sesión, con todos los músicos tocando a la vez, y en una sola toma. Evidentemente hubo buenos ensayos, porque el resultado es tan perfecto como si hubiera habido varias tomas y demás.

Les tengo una excelente noticia: pueden escucharlo en todas las plataformas digitales en forma gratuita. Sin embargo, permítanmes recordarles que si queremos que la música siga existiendo, tenemos que contribuir con ella. Si el disco les gusta a ustedes también, sean amables y cómprenlo. Creo que Bandcamp es el sitio más conveniente para los músicos en este sentido, pues las comisiones son menores que otras.

Sonidos queridos que hoy elegí recordar: Mariana Ingold y Osvaldo Fattoruso

Mariana Ingold y Osvaldo Fattoruso compusieron músicas divinas que grabaron entre los años 1991 y 1996 pero, según recuerdo, tocaban juntos desde al menos un par de años antes.

Ir a verlos era salir con el corazón al galope, como resultado de una combinación mágica: el candombe que tocaban era un hermoso despliegue de alegría y lo que hacían era de una calidad increíble, virtuosismo bien entendido. Algunas veces tocaban ellos dos solos y otras veces se rodeaban de los mejores músicos que el Uruguay ha sabido y sabe tener.

El objetivo de esta publicación es únicamente traerme de nuevo al corazón algunas de las emociones que sentí por aquellos tiempos al escucharlos. Hice una búsqueda no demasiado exhaustiva en Youtube y fue muy poco el material que encontré. Supe tener discos suyos pero que he ido regalando con el pasar del tiempo y hoy ya no tengo ninguno. Por lo tanto, no puedo hacer una entrada concienzuda ni mucho menos. Es apenas un frágil recuerdo y quizás una expresión de cierta nostalgia por las emociones vividas en aquella efervescencia musical que asaltó Montevideo al finalizar la dictadura y que hasta el día de hoy no se ha detenido, sino por el contrario, avanza cada día con más fuerza.

No me caracterizo por mi nostalgia, pero me encantaría, realmente me encantaría, poder volver a ver alguno de aquellos toques con Mariana, Osvaldo, el Nego Haedo, Rada, Hugo, Quintana, Diego Ebbeler, a veces Urbano, a veces Amuedo. O sea: hoy me tomaría un avión hacia fines de los 80 solo para poder meterme en uno de aquellos toques y dejar que aquella alegría enorme que compartían sobre el escenario se me contagiara un poquito.

Hoy están todos ellos haciendo otras músicas, excepto Osvaldo, que se fue demasiado joven (64 años), el 29 de julio de hace 2 años. Yo no les he seguido la huella a todos, porque es imposible. Son músicos increíblemente prolíficos.

Pero hoy me acordé de esta etapa, de esta dupla, de aquellos candombes y aquellos momentos muy gozados que se vivían en sus toques. Mariana siempre con su sonrisa y Osvaldo siempre se veía como un niño feliz en la batería. Así elijo guardármelos hoy.

De nuevo aclaro que sé que esta entrada es magra, que no tiene mucho contenido. Apenas espero que a alguien le haga recordar un poquito de lo que yo estoy recordando, y que por ahí les traiga de nuevo algunos de aquellos sonidos bonitos.

 

Aparentemente (corríjanme si me equivoco), la lista de discos grabados por estos dos seres juntos es:

  • El disco kid (Ayuí / Tacuabé ae90cd. 1991).
  • La penúltima musicasión (1991)
  • Haace calor (Orfeo CDO 009-2. 1992) 
  • Tá (junto a Leonardo Amuedo. Ayuí / Tacuabé a/e108k. 1992)
  • Candombe en el tiempo (Ayuí / Tacuabé ae135cd. 1994)
  • ¿Será imposible? (Ayuí / Tacuabé a/e142k. 1995)
  • Arrancandonga (Ayuí / Tacuabé ae165cd. 1996)
  • Tá (vol. II) (junto a Leonardo Amuedo. Melopea, Argentina. 2007).

En 1991 editaron DISCO KID. (Yo lo recuerdo como cassette, pero seguramente fue disco también).

Como indica el nombre, un disco para niños. Eso por aquella época era algo grandioso en Montevideo. Que gente de este nivel musical editara un disco para niños era genial (y sigue siéndolo, pero recuerdo especialmente lo buenamente que me sorprendió cuando me enteré).

Aquí les dejo como muestra el tema que más se escuchó en la promoción y que seguramente por eso cuenta con video. Lógicamente en aquel tiempo no era tan común como hoy hacer videos de cada canción.

http://youtu.be/KP4kzUkBOzc

Lista de temas:

01 – Adiviná
02 – El Rock Del Trabalenguas
03 – Ayer Me Enamoré
04 – Papelón 1
05 – Ay, Qué Pena Decirte Adiós
06 – Tu Voz, Mi Voz
07 – Papelón 2
08 – Chiquilines
09 – El Caracol
10 – La Murga De Los Niños
11 – La Tía Juana (¡Lo encontré en Youtube!):

http://youtu.be/O87IU6-T1Uc
12 – Sur
13 – Pisá Nomás
14 – Papelón 3
15 – El Huevo
16 – A Cuatro Vientos
17 – El Comodín
18 – Tocá Vos

 

El 16 de mayo 1991 participaron de una grabación hecha en vivo, en el Teatro Solís, de un Homenaje a Mateo (todas canciones de él) que se llamó LA PENÚLTIMA MUSICACIÓN.

Habría que conseguir este disco. La lista de músicos es alucinante: Horacio Buscaglia, Osvaldo Fattoruso, Fernando Cabrera, Urbano Moraes, Mariana Ingold, Alberto Wolf, Walter Haedo, Lobo Núñez. Invitados especiales: Leo Maslíah en «Uh, qué macana» y Litto Nebbia en «Quién te viera». Coro de niños en «Principe azul»: Adriana y Lucía Vázquez, Maite y Martín Peyrou, Pablo Ingold, Agustina de los Santos, Julia y Lucía Magnone, Ana Laura y Paola Romano, Valentina Míguez, Fernando Nathan, Zumi Moraes, María Eugenia y Faustino Quadros.

LADO A:
1. El príncipe azul
2. Mensaje Abril
3. La mama vieja
4. Juntos podemos llegar
5. Canción para renacer
6. Nombre de bienes
7. Uh, qué macana.

LADO B:
1. Quién te viera
2. Poema inconcluso a la O
3. Amigo lindo del alma
4. Ni me puedes ver
5. Lo dedo negro
6. Un canto para mamá
7. Yulelé.

En 1992, HAACE CALOR.

He aquí dos de sus canciones:

La Despreciada:

http://youtu.be/Cw_KiPeO1Ws

Llamando:

No debe haber uruguayo que se digne de tal que no se emocione con la letra de esta canción y con las imágenes de este video. A mí me pone la piel de gallina, a pesar de estar lejos de ser la típica uruguaya candombera.

http://youtu.be/gcc004y9k5w

 

Lista de temas:

01-Hace calor.
02-Salúdenlo.
03-La del indio.
04-Adiviná.
05-Un Beso,chau.
06-La Despreciada.
07-La Cruzada.
08-Llamando.
09-Tiempo leve.
10-Jugando con fuego.
11-Palmada.
12-El solo.
13-Sur.
14-Trasnoche.
15-La del domingo.
16-Sin tus pestañas.

 

CANDOMBE EN EL TIEMPO 

¡Eureka! En este link está el disco completo. ¡Les recomiendo que aprovechen la oportunidad y escuchen esta joya!

http://youtu.be/1yJkJoMyTPk

 

¿SERÁ IMPOSIBLE? (1995)

 

ARRANCANDONGA (1996)

01-Arrancandonga.
02-Qué dificil la comunicación.
03-Cura culinaria.
04-Los gallos de la habana.
05-El milagro.
06-La sombra.
07-Al son de los tambores.
08-Resolución.
09-Mi idea.
10-Solamente amor.
11-No hay más remedio.
12-Un pobre final.
13-Una noche, de mañana.
14-Caramba.
15-Cura culinaria.

 

***

Como si no bastara con la combinación de estos dos extraterrestres, para un par de discos se juntaron con otro extraterrestre increíble, Leonardo Amuedo. Con el Tá Trío (Leonardo Amuedo, Osvaldo Fattoruso y Mariana Ingold), editaron estos dos discos:

 

TÁ (1992)

01-Spaff.

02-Feel Candombe.
03-Abejas.
04-Murga Pa’los Amigos.
05-Domino.
06-Transaminasa.
07-Daños Y Perjuicios.
08-Noche De Brujas.
09-Milonga Pa’l Fatto.
10-Colonial.
11-Tu Cara.
12-El Jacks.
13-Contrafarsa.
14-Co-Autoria.
15-Crisalida.
16-Lola.
17-Tu Voz,mi Voz(ins).
18-Tu voz,mi voz(coro de niños).

 

TÁ (volumen II) (2007)

01- Bailón
02- Algo en común
03- Chas gracias
04- La del domingo
05- Tisana
06- Un verano
07- Antonio
08- Volviendo
09- Candombe para Coltrane
10- Pavada
11- Revuelo
12- Año Electoral
13- Que se va

 

 

Montevideo Drumfest 2010

Este año fui a ver algo maravilloso que se hace en Montevideo y que hasta ahora no había tenido la oportunidad de ver: Concurso de baterista revelación del año: Montevideo Drumfest. El requisito es tener menos de 25 años, no ser músico profesional y poder tocar un solo de unos cuantos minutos.

Fui primero a la etapa de semifinal. Ese día vi 8 ó 9 bateristas y fue divertidísimo. Desde un baterista de 15 años hasta otros de 22, todos tocando genial, cada uno en su estilo preferido.

De los 8 ó 9 que vi yo, uno me gustó muy especialmente, porque además de tocar genial, le transmitía al público su propio disfrute (buena parte del arte está ahí exactamente). La coincidencia fue que Nicolás Molina terminó siendo el ganador del concurso. Pero los demás participantes también fueron excelentes. Tendrían que haber visto cómo la rompió un participante de 15 años!

Aquí les copio un video que encontré del solo de un participante, Germán Moura, del día de la semifinal.

http://www.youtube.com/watch?v=uC-I0kPqN_c&fs=1&hl=es_ES

Al jueves siguiente fue la final, en un lugar más grande y con un escenario donde tocan a veces artistas de renombre. Hubo 5 baterías en el escenario. Tocaron los 4 finalistas que concursaban por el primer puesto (Guillermo Sergio, Juan Ibarra, Germán Moura y Nicolás Molina) y para completar el show tocaban 3 bateristas uruguayos muy conocidos (Andrés Arrillaga, Martín Cruz y Martín Ibarburu) y 2 bateristas extranjeros que fueron especialmente invitados para el evento (Carlos Moguel y Waldo Madera).

Todo esto fue el 2 de setiembre, pero esperé a que subieran los videos para publicar el post y comentarles de este evento. Ahora tienen una razón más para tomarse un avión desde España o Venezuela a Uruguay.

Sé que para mí tiene un interés adicional porque soy amante de la batería, pero espero que mis amigos, que saben apreciar la música, puedan sentir al menos una partecita de la emoción que sentí yo presenciando este evento fantástico, fruto del esfuerzo de un baterista llamado Andrés Arrillaga, que es quien se ocupa de organizar esto casi anualmente y que logra algo fuera de serie. Para los bateristas es un deleite muy especial poder escuchar SOLO la batería, y al baterista haciendo libremente lo que quiere hacer (sin depender de la interacción con los otros instrumentos).

Los que abrieron el show fueron los finalistas. STOP. Paren ahí. ¡Imagínense por un segundo tener que abrir tocando la batería frente a un público que seguramente estaba formado por un 90% de bateristas! La verdad que hay que tener un coraje impresionante. Y los 4 tocaron impresionantemente bien. Aquí va la presentación del Drumfest que salió en un programa televisivo, donde pueden conocer a los 4 bateristas finalistas:

http://www.youtube.com/watch?v=JEjhotp6Sxg&fs=1&hl=es_ES

Si en algún momento aparecen los videos en Youtube de los participantes, los agregaré a este post, pero hasta el momento no están.

Por ahora comparto lo que hay, que está buenísimo.

¿Sabían que Dios vive en Montevideo? Ah, ¿no sabían? Bueno… ahora lo saben. Aquí lo tienen: MARTÍN IBARBURU.
Si queda alguno de mis lectores que no lo sepa, Martín es palabras mayores entre los bateristas uruguayos. Tiene toda mi admiración en el plano musical: el mejor tempo, hermoso backbeat, frescura en el toque, sonido limpio y prolijo y un gusto que comparto 100%. (Además, es el mejor profe del mundo).

http://www.youtube.com/watch?v=FA7n-QSHZBg&fs=1&hl=es_ES

(Es una pena que el video se vea tan desfasado… pero es lo que hay).

Un preciosísimo solo de ANDRÉS ARRILLAGA:

http://www.youtube.com/watch?v=fygsBBQe2GI&fs=1&hl=es_ES

Uno de los solos de MARTÍN CRUZ. Buenísimo, también:

http://www.youtube.com/watch?v=97aerdFZu8g&fs=1&hl=es_ES

En el mismo canal de Youtube pueden ver también los videos de Carlos Moguel y Waldo Madera, que obviamente están muy interesantes. Yo en realidad estoy esperando que aparezcan los videos de los 4 participantes pronto, porque a mí fueron los que más me sorprendieron. Si sucede, los agregaré como comentarios o mismo en el cuerpo del post, porque sé que los va a sorprender también.

Posdata del 20/11/2011:

Aquí está el solo de batería del ganador, Nico Molina:

http://youtu.be/LNa90tUu6ZQ