Billy Cobham en Montevideo: Spectrum 40 Band

Éramos muchos pellizcándonos antes de entrar.

– “¿Te das cuenta que vamos a ver a Billy Cobham en unos minutos?”

– “Gracias a él soy baterista”, decía uno.

– “Este fue el primer batero al que le presté atención como tal”, decía otra.

– “Al disco Spectrum lo gasté”, decía otro.

Ver en vivo, en Montevideo, a Billy Cobham es algo grandioso, digno de agradecerse con toda el alma. Gracias a la gente de La Trastienda por haberlo traído.

Para quienes gastamos el CD Spectrum (en mi caso era un cassette grabado que yo escuchaba y volvía a escuchar intentando descifrar la magia que hacía este hombre impresionante), fue algo muy especial poder verlo en vivo tantos años después, tocando, entre otros, aquellos mismos temas. Cuando se habla de Cobham se dice que es “una leyenda viviente”. La noche del 6 de junio este ser le hizo honor tanto a su trayectoria como a nuestras expectativas.

Foto: Ricardo Gómez

Foto: Ricardo Gómez

La banda estuvo formada por Dean Brown en guitarra y Ric Fierabracci en bajo, quienes ya venían tocando con Cobham para esta gira y Otmaro Ruiz en teclados, quien estaba haciéndole el cambio a Gary Husband. Cada uno, con sus características muy personales, contribuyó de la mejor manera para que el resultado conjunto haya sido una noche musical digna de recuerdo y admiración.

Dean Brown es un personaje histriónico a más no poder: se baila todo sobre el escenario y transmite con todo su cuerpo la emoción que le va generando cada nota y la diversión que le sale por los poros en todo momento. Además, se toca todo y le pone a la banda un ingrediente que me da la impresión de que no sería nada fácil de sustituir.

Foto: Ricardo Gómez

Foto: Ricardo Gómez

Mientras veía el toque sinceramente no sabía que Otmaro Ruiz estaba haciéndole el cambio a Gary Husband y me llamó la atención que leyera los temas, pero me llamó mucho más la atención las maravillas que tocó. Cuando al salir me enteré que se habían juntado solo esa tarde para pasar los temas quedé impresionadísima. ¡Porque no eran temas sencillos ni mucho menos! ¡Porque no se saltó ni un corte! Porque tocó con una decisión impresionante y una presencia en la banda que realmente es para sacarse el sombrero y no volver a ponérselo.

Foto: Ricardo Gómez

Foto: Ricardo Gómez

La primera tontería que se me ocurre decir de Ric Fierabracci es que tiene muy bien puesto su apellido. Es demencial lo que toca, lo bonito que toca, el sonido que tiene y cómo se banca, dirige y condimenta a una banda demoledora. Les sugiero una visita a su página web (http://www.ricfierabracci.com/ric/Home.html), entre otras cosas porque ofrece clases de bajo por Skype.

Foto: Ricardo Gómez

Foto: Ricardo Gómez

 

He aquí el tema “Sphere of influence” de este ser de luz (en Neuquén, Argentina):

Si hay algo mejor que ver un muy buen toque, es verlo con un muy buen amigo al lado. Tuve la dicha de poder ver a Cobham al lado del querido Gua, quien lo primero que me hizo notar con respecto a Cobham fue: “es zurdo de manos y diestro de pies” y “distribuye distinto los toms dándole esa característica tan personal a su toque”. Y a medida que fue pasando el show todos fuimos asombrándonos de la vitalidad de este baterista que hoy tiene 71 años y que bajaba de la tarima de la batería y corría hasta el frente del escenario, hablaba con el público y luego volvía corriendo a su lugar en la bata a seguir haciendo su magia, dejándonos a todos boquiabiertos.

Foto: Martín Pereira

Foto: Martín Pereira

Dijo que le parecía que era la segunda vez que venía a Uruguay (el público asentía) y que le gustaba mucho. “Lo único malo es que aquí subo de peso porque como mucha carne y tomo mucho vino”, dijo. Contó que tocarían los temas del disco Spectrum, que estaba cumpliendo más de 40 años [este CD fue su primer disco solista y se editó en el año 1973] pero también algunos otros temas del guitarrista y del bajista (que dicho sea de paso, estuvieron impecables).

De Billy Cobham, Luis Jorge resaltó el back beat furioso [y yo agrego: furioso y tan pero tan cómodo a puro funk, que da gusto], la potencia que eriza la piel, el rulo simple asesino,  y el armado tan personal de la batería.

En esta foto de Martín Pereira se puede apreciar bien el armado de la batería. Como sé que a los bateros les interesará, le pedí permiso a Martín y aquí la tienen:

bata de Cobham

Foto: Martin Pereira

Claudia opinó: “Sobre Billy, admiro la técnica y la limpieza al tocar. Los arreglos, tanto en la performance como en la elección del instrumento. Los solos eran una clase de batería… un manejo de potencia impresionante, mostrando calidad al sonar heavy, y al percutir en piezas o momentos suaves y sutiles. Y la banda no se quedaba atrás, una fusión que no era gris sino una mezcla de blancos y negros, por momentos tomaban un color roquero en métricas de jazz, por ejemplo en creo que era el tercer tema, hicieron show con solos de batería y teclado, mientras la viola y el bajo mantenían un riff de puro rock”.

Foto: Ricardo Gómez

Foto: Ricardo Gómez

Hubo momentos concretos en que la excitación del público llegó a su punto máximo: Stratus y Red Baron son dos ejemplos de esas cumbres. También se generó un silencio muy especial cuando Billy dijo que tocaría el tema Heather dedicado a Michael Brecker [un temazo del disco Crosswinds donde Brecker supo solear muy pero muy bonito].

Fue un toque absolutamente emocionante. Porque era Billy Cobham primero y por lo que surgió de la sinergia de todos después.

Hagamos un breve repaso de quién es Billy Cobham y del disco Stratus, ¿sí? Los datos que siguen los tomé y resumí de la biografía de Steve Huey que aparece en la página de “Drummerworld”.

Billy Cobham nació en Panamá en el año 1944 y a los 8 años hizo su debut tocando con su padre. En 1962 se graduó de la High School of Music and Art de New York. De 1965 a 1968 tocó en la banda del ejército norteamericano y luego de dejar el servicio militar fue contratado como baterista por la banda del pianista hard bop Horace Silver y estuvo de gira con él durante 1968, año en el que también tocó con Stanley Turrentine, Shirley Scott y George Benson [¿Funk, decían?]. En 1969 dejó de tocar con Silver para unirse a la banda Dream, donde también tocaban los hermanos Brecker y John Abercrombie. Luego tocó con Miles Davis (en la época de Bitches Brew sessions, Live-Evil y A Tribute to Jack Johnson.

Cobham y John McLaughlin dejaron de tocar con Miles Davis para unirse a la banda Mahavishnu Orchestra (en 1971), una banda con un jazz fusión más roquero. Aquí Cobham le dio rienda suelta tanto a su técnica como a su composición y terminó siendo una influencia muy importante no solo para una enorme cantidad de músicos de jazz fusión sino también para muchos músicos de rock. En 1973 la Mahavishnu Orchestra se separó y fue ahí que Cobham formó su propia banda, llamada Spectrum y con la cual grabó su primer álbum llamado también Spectrum, que hasta hoy es considerado el mejor álbum de Cobham. Al año siguiente, en 1974, Cobham editó el álbum Crosswinds. Para este disco se unieron a la banda John Abercrombie y George Duke. Con este último trabajaría muchísimo en los años siguientes.

Durante el resto de los años 70 Cobham grabó con el sello Atlantis y CBS discos más comerciales y durante los 80 tocó con varios músicos absorbiendo una buena dosis de world music. Siguió formando bandas de jazz fusión con músicos de diferentes países y nunca ha dejado de hacer tours [apuesto que esto es lo que lo mantiene con esta vitalidad sorprendente].

En cuanto al disco Spectrum, todos los temas fueron compuestos por Billy Cobham:

  1. “Quadrant 4” – 4:20
  2. “Searching for the Right Door” – 1:19 / “Spectrum” – 5:07
  3. “Anxiety” – 1:41 / “Taurian Matador” – 3:03
  4. “Stratus” – 9:48
  5. “To the Women in My Life” – 0:51 / “Le Lis” – 3:20
  6. “Snoopy’s Search” – 1:02 / “Red Baron” – 6:37

 

Los músicos que participaron en la grabación fueron:

Billy Cobham – Batería & electrónicos

Tommy Bolin – Guitarra

Jan Hammer – Piano eléctrico, sintetizador Moog y piano acústico

Lee Sklar – Bajo

Joe Farrell – Saxo soprano y alto

Jimmy Owens – Flugelhorn & trompeta

John Tropea – Guitarra

Ron Carter – Bajo acústico

Ray Barretto – Congas

Ken Scott – Grabación e ingeniero de re-mix

 

Un disco que ha hecho historia en la música de jazz fusión y que tuvimos la oportunidad de ver en vivo hace una semana. Nos seguimos pellizcando… como antes de entrar al show, y seguimos tarareando los temas Spectrum y Red Baron.

https://youtu.be/3v9nn1Ur_NQ

https://youtu.be/pTDzk69Mi3E

5 comentarios

  1. Artigas Empedo, también conocido como Guillermo Vicéns said,

    junio 14, 2015 a 2:25 pm

    Decidí aceptar la sugerencia que me hace el sitio y ser el primero en decir que me gusta. Así que ya sabés, Schia: no sólo me gusta, sino que, además, nadie lo dijo antes que yo.

    No sabía, como te dije hace un rato, que el finado Bolin, Tommy, había tocado con el Cobham, Billy, y había sido parte de la banda que grabó el “Stratus”. Un dato anecdótico no totalmente exento de interés es que, como también te dije, fue parte de Deep Purple entre 1974 y 1976, y participó en el disco “Come taste the band”, de 1975.

  2. Pepe Jazzy said,

    junio 14, 2015 a 9:00 pm

    El concierto ha tenido que ser espectacular.Tambien Billy Cobham fue mi primer gran baterista,de hecho hicimos una version medio-gitano-rock-fusion del tema Red Baron mis colegas y yo,pero de eso ya ha llovido mucho.

    Gran Post como siempre inmaculadamente escrito,y las fotos son buenisimas.

    saludos,PPJZZ.

    P.S….por cierto Susana Raya me ha hecho un regalo que por supuesto tienes en la caja.

  3. junio 14, 2015 a 9:21 pm

    Guille: Qué obediente estamos hoy. 🙂
    Estos muchachos normalmente tienen varios piques a la vez, a cual mejor que el otro, ¿eh?

    Pepe: Gracias por los halagos. Las fotos de Ricardo y de Martín han embellecido mucho la entrada.
    Justo vengo de unos días de no acceder a la cajita, así que ya mismo voy a abrirla y tomar lo que me has puesto. ¡Qué entusiasmo! Muchas gracias por eso y por los otros dos discos nuevos que tengo hoy gracias a ti. Abrazote.

  4. sivadselim said,

    junio 16, 2015 a 3:19 pm

    gracias Patricia por hacerme vivir algo en lo que no estuve, fue una pena pero no había money para todo, si lo vi y escuche en el cine plaza hace unos años….fue espectacular….en cuanto a esos pases de cajita que se hacen, compartan cheeeee abrazos afectuosos para todos

  5. junio 16, 2015 a 10:32 pm

    Hola, Sivadselim.
    Yo no lo había visto en el Plaza así que esta vez me tocaba sí o sí. Me alegro de haber contribuido un poco a que te hicieras una idea del toque, pero habría sido más lindo que hubieses podido ir.
    Recibirás una invitación a “la cajita”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: