Calendario Feliz

Extraño con locura mi web “Thriving Together” donde colgaba este tipo de material, así que hago una parada en el camino musical de Atresillado y posteo nuevamente esta idea que tuve el 15 de febrero de 2010 y que me ha servido a mí y a algunos amigos para elevar el nivel de vibraciones, o – por decirlo de otra manera menos intimidatoria – para sentirse mejor.

Según mi poca experiencia, creo que los músicos y melómanos somos hipersensibles. Eso nos da una mayor capacidad de goce y, como contrapartida, también somos más proclives a estados depresivos de mayor o menor gravedad. El péndulo pasa de un lado al otro, dependiendo de a qué le estemos prestando atención: a lo bueno que sucede en nuestras vidas, o a lo no tan bueno, que nos entristece o angustia.

Lo que propongo aquí sé que funciona para levantar el ánimo, y es realmente sencillo de hacer. Solo se necesita un mínimo de constancia (como para todo en la vida).

Se trata de hacerse un calendario mensual (a mí me gusta hacérmelo en Word, pero también se puede hacer a mano, o usar una agenda, o un calendario de pared) y diariamente ir anotando en él las cosas buenas que nos van pasando o que nos pasaron en el día. Yo aprovecho cada rinconcito no utilizado para ponerle alguna imagen que me dé alegría (generalmente fotos con mi hijo o estas flores poppies que a mí me gustan tanto… cortesía de mi amiga Lexi Sundell de http://www.energiesofcreation.com)

Una de las cosas que a mí me resulta interesante es que cuanto más cosas positivas uno va anotando, más cosas positivas suceden, y también de más cosas positivas nos damos cuenta. Y eso gradual y constantemente va aumentando nuestro foco en las cosas positivas de nuestra vida.

Algunos de nosotros tenemos una tendencia a detener nuestra mirada en lo negativo que nos sucede y nos perdemos la oportunidad de detener esa misma mirada en todo lo positivo que nos está sucediendo a la misma vez. O vemos lo negativo como negativo, pero cuando sucede lo contrario, no lo vemos como positivo! (Sí… somos tan tontos!). Por ejemplo: si salimos a la calle y hay un día de frío, viento y lluvia, muchos de nosotros pensaremos: “No quiero salir, qué día más horrible…” o por ahí decimos: “la puta que lo parió, qué día de mierda!” Sin embargo, no es tan automático que al salir a la calle un día seco y soleado, pensemos: “Qué día más maravilloso, qué felicidad poder vivir un día como este”.

Desde lo más pequeño hasta lo más importante, la verdad es que estamos todo el tiempo eligiendo si vemos el vaso medio lleno o medio vacío.

Este truco de hacer un “Calendario Feliz” a mí me levanta mucho el ánimo y me cambia el foco. Estos días venía con dificultades para ver el vaso medio lleno y por suerte me acordé de este calendario. La verdad que me está ayudando. Así que pensé que compartirlo era una buena idea.

Espero que sirva como granito de arena para que sus ánimos anden bien de bien.

Salud!

Patricia

PS Si a alguno de ustedes les interesa que les mande un libro sobre visualización grupal de mi autoría, me avisa, me manda su e-mail, y se lo mando gratis. Unos años atrás experimenté con la visualización en grupos y fue revelador. Como siempre me gusta compartir lo que me resulta bueno, escribí una especie de manual sobre cómo hacer visualización en grupos. Queda a las órdenes si a alguien le interesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: